martes, 14 de febrero de 2017

Tentadero para Filiberto con acento catalán

Indudable acento catalán ha tenido el tentadero en la ganadería de El Cubo en el que ha intervenido el calasparreño Filiberto, que ha vuelto a estar -como dice su apoderado, Gonzalo González, cuando le quiere piropear- "redondo"

Junto a él un maestro extremeño como Antonio Ferrera, en vísperas de un ansiado regreso a los ruedos tras una delicada fractura de radio y cúbito.

Y dos toreros catalanes como Serafín Marín y el novillero Abel Robles, que se están preparando intensamente en el campo mirando de reojo a la plaza de sus amores: la Monumental de Barcelona, que tiene los días contados para su reapertura, por mucho que lo pretenda impedir el Sr. Balañá.

Hoy en casa de Blas Gómez, en El Cubo, se ha hablado en un idioma universal: el idioma del toreo.

Poco importa su acento, si panocho o catalán, ¡lo mismo da!

No hay comentarios:

Publicar un comentario