sábado, 24 de septiembre de 2016

Verónica Rodríguez y Javier Cortés, ganaderos en la finca La Campana

El germen de una nueva ganadería murciana está sembrado.

Aunque inicialmente hablen de una cosita familiar auspiciada por el patriarca son Pascual Rodríguez .

Su hija, la novillera calasparreña Verónica Rodríguez, y el matador de toros madrileño Javier Cortés acaban de dar el paso.

Buscando los parámetros de máxima calidad a una punta de 25 vacas le han incorporado un semental de Daniel Martīnez "Las Ramblas".

El experimento llevará su tiempo, pero a buen seguro que el día en que vean sus frutos podrán sentirse orgullosos de haber iniciado un nuevo camino juntos.

A su horizonte lleno de ilusiones y sueños toreros, ahora se les suma la responsabilidad de este difícil arte de crear toros bravos.

Enhorabuena y mucha suerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario