jueves, 5 de mayo de 2016

Ni toros ni gaviotas en Cartagena

Hace unos días lo confirmaba Paco Vera -presidente del Foro Taurino de Cartagena- que el alcalde don Pepe López no quiere oir hablar de toros. Pero tampoco de gaviotas.

Según informa hoy el diario La Verdad, la última campaña de control de la gaviota patiamarilla permite frenar la proliferación de estas aves en el casco urbano.

¿Cómo? Taladrando 250 huevos en diferentes nidos ubicados en terrazas y azoteas.

¿Y los animalistas qué opinan y dónde se meten ante este tipo de actuaciones?

¿No les parece salvaje la "anulación" de la vida que contienen dentro esos huevos?

Donde les permitirán las autoridades mafifestarse, ¿en la misma acera bajo la que actúan los técnicos reventando los huevos?

Al final la clave del animalismo va a estar en que sólo les interesa defender los animales donde hay negocio, de donde se nutre la gran industria farmacéutica y veterinaria alrededor de la mascota.

Los demás animales, los que no son mascota, les importan un pimiento.

O ¿a caso alguien sale en defensa de las plagas de insectos y roedores cuando son  letalmente atacadas o fumigadas?

Ni ellos, ni las gaviotas.

Los gatitos, los perritos, y los "hamstercitos" sí. A esos ni tocarlos. Bueno sí, para castrarlos que algo queda... Algo queda, claro, en los bolsillos que alimenta este animalismo bananero que han conseguido cultivar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada