miércoles, 13 de abril de 2016

Paco Ureña, dos orejones de un "victorino" en La Maestranza la tarde del indulto de "Cobrador"

"Cobrador", toro bravo y extraordinario, se ganó la vida embistiendo por abajo, haciendo literalmente surcos con el morro.

Correspondió a Manuel Escribano, que lo cuajó y acabó indultándolo con total justicia.

Dos orejas para el sevillano.

En el toro inmediatamente anterior, también se dieron las circunstancias del buen toreo. Esta vez a cargo del lorquino Paco Ureña que desorejó por partida doble a un toro después de una faena maciza, de torero evolucionado y con mucho futuro.

Todavía le quedaba el sexto para intentar redondear la Puerta del Príncipe, pero fue nulo para el toreo y aunque Paco Ureña incluso se colgó de los pitones, no pudo atravesar el ansiado umbral camino de Triana.

Otra vez será, seguro, porque el que tiene la moneda la cambia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario