viernes, 29 de abril de 2016

Diez años, diez, que mi padre fue por última vez a los toros

Mi padre, Palomo Linares y yo de crío
en La Condomina. (Foto: Charles)
Hoy hace justo diez años que debutaba con picadores Francisco Montiel en la plaza de toros de Cieza. Cartel atractivo y muy bonito para una novillada.

Se anunciaban un tal Alejandro Talavante, en vísperas del aldabonazo de San Isidro; un tal Cayetano Rivera; y el torero local.

El festejo lo organizaba el lorquino Juan Reverte, que también remató otros carteles muy fuertes en ese mismo escenario, por ejemplo recuerdo ahora el de la feria de agosto de ese mismo año 2006, con Morante de la Puebla, Julián López "El Juli" y el propio Talavante, al que por aquellas fechas él mismo apoderaba.

Tal día como hoy 29 de abril de hace diez años exactamente mi padre pisaba la última vez los tendidos de una plaza de toros -la propia de Cieza- y esa fecha a mí no se me puede olvidar.

No se me puede olvidar porque le echo de menos cada día, y por supuesto cada vez que voy a los toros, cada vez que los veo por televisión, cada vez que escribo una crónica... porque esas costumbres las aprendí a su lado.

Siempre, siempre, siempre, se la leía en voz alta a él y no la publicaba sin tener su visto bueno, aunque no siempre coincidíamos en nuestras apreciaciones y gustos personales. Mejor todavía, así había ocasión para hablar de toros.

Hablar de toros con un aficionado de su talla, que poseía una mente tan privilegiada, era para mí una fuente para seguir aprendiendo de toros y de la vida.

Gracias, "Papaíco", por tantos ratos que pasamos juntos.

Te fuiste para siempre, pero yo siempre miro al tendido por si te veo entre la gente...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada