martes, 22 de marzo de 2016

El vandalismo antitaurino, más presente que nunca en Lorca

Tras los ataques anti-taurinos que hace unas semanas la escultura del grandioso torero Pepín Jiménez situada en los aledaños del centenario coso de Lorca (Murcia), hoy esos mismos ilustres señores sospechosos individuos han vuelto a usar el spray rojo para sabotear los carteles de la novillada con picadores que se va a celebrar si Dios quiere y el tiempo no lo impide el próximo sábado 26 de marzo en una plaza portátil instalada a tal efecto en la propia Ciudad del Sol.

Su civismo, su respeto a las libertades del prójimo a base de pretender imponer las suyas propias, vuelve a quedar reflejado en este acto en el que han dejado escrita sin faltas de ortografía y letras de imprenta uno de sus lemas preferidos: "Basta de tradiciones sangrientas".

Si las autoridades se lo proponen, podrían llegar a identificar a quienes cometen este tipo de atentados contra estos carteles. A día de hoy no resultaría complejo hacerlo a través de las cámaras de vigilancia instaladas en alguno de los comercios de esa zona.

Y acto seguido, una vez identificados, además del correspondiente apercibimiento, que tengan que pagar una sanción económica: el bolsillo es lo que más les duele.

La próxima vez se lo pensarían dos veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario