sábado, 13 de febrero de 2016

Puerta recoge en Cella su último trofeo como novillero junto a Munuera y Ginés Marín

Una mesa con un prometedor futuro es la que han reunido esta noche en Cella para entregar los galardones de su prestigiosa feria de novilladas.

El cartel que ha resultado me encanta: el novillero extremeño Ginés Marín es una realidad que cuenta con unas condiciones prodigiosas para mandar en el toreo; el rejoneador manchego Juan Manuel Munera va a aer gente en lo suyo, hace pocos días ha dado un serio toque en Valdemorillo; y de Puerta, ya matador de toros, qué quieren que les diga.

Marín y Munera lo tienen todo: por condiciones y apoderados que le respaldan. Puerta tiene condiciones como el que más, pero está huérfano de apoderados.

Ya casi nadie se acuerdan que existe, ni los méritos contraídos en el ruedo, delante del toro.

Las empresas, que a estas alturas han demostrado una sensibilidad especial con los toreros jóvenes en este inicio de temporada, no le han tenido pren cuenta. Quizás porque triunfar delante de Juli, Perera, López Simón,... no sea suficiente.

La prensa tampoco se acuerda de él para reclamar el sitio que merece. ¿Acaso Puerta quedaría a la zaga de los Roca Rey, José Garrido y compañía? ¡Pónganlo y lo comprobamos!

Creo que nos falta memoria y... vista.

El remate a una mesa de lujo lo pone ese pedazo de creador artístico como es Juan Iranzo, el cartel de esta terna seguro le inspiraría una gran obra. Pero sinceramente creo que no le van a dar la oportunidad... de momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario