sábado, 24 de octubre de 2015

Ortega Cano reverdece en el apoteósico festival de La Puebla del Río

El acontecimiento anual que Morante y Diego Ventura organizan en su localidad natal de La Puebla del Río ha vuelto a ser eso mismo: un acontecimiento.

Ya lo era desde su gestación, por parir un elenco tan original y atractivo.

Respondió el público y respondió en el ruedo el maestro Ortega Cano, que formó un auténtico alboroto y esparció gotitas de la esencia que le llevó a ser figura máxima en su día.

Con el capote cuajó un quite para hacerse una idea de lo que este hombre ha sido capaz de hacer en el toreo, sencillamente colosal.

Con la muleta estuvo inspiradísimo, sin alcanzar la perfección rotunda que nadie le va a exigir a estas alturas de su carrera, pero manteniendo la misma capacidad de llegada de sus mejores tiempos. Sobre todo con la mano izquierda y de frente.

Además tiene un imán el maestro para ser el centro de atención, llevándose los primeros planos en el paseíllo que hizo llevando de la mano a su hijo pequeño (también vestido de corto), al que luego de triunfar sacó al ruedo para dar la vuelta al ruedo ayudándole a llevar los trofeos.

El resto se lo podrán figurar Ustedes viendo el abultadísimo resultado en la reseña de más abajo.

La Puebla del Río (Sevilla). Festival picado. Lleno. Ganado de El Capea y Zalduendo.

Ruiz Miguel (sustituto de "El Pana"), dos orejas.
Ortega Cano, dos orejas y rabo.
El Soro, dos orejas y dos orejas en el sobrero que regaló.
Morante de la Puebla, dos orejas y rabo.
Daniel de la Fuente, dos orejas y rabo.
Diego Ventura, dos orejas y rabo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada