domingo, 16 de agosto de 2015

Filiberto se lleva el "duelo" frente a Puerta en Blanca

Ante un interesantísimo encierro de Nazario Ibáñez se ha "jugado" el mano a mano más esperado en la Región de Murcia. Gran éxito del ganadero yeclano, que ha lidiado cuatro ejemplares finos, serios, vareados, con movilidad, prontitud, alguno de excelente nota como el primero que además empujó en una vara metiendo los riñones con gran rectitud, aunque en el último tercio tendió demasiado a chiqueros. También los hubo amargos como el tercero, que además no fue nada agradecido. Estos dos cayeron en el lote de Antonio Puerta.

Los de Filiberto también dieron buen resultado. El segundo, aunque muy mugidor, sirvió para el triunfo. El que cerraba plaza era una papeleta: después de recibor dos puyazos llegó muy entero y crecido a los últimos tercios. En banderillas se hizo el amo. Y cuando brindó Filiberto al matador Rubén Pinar, que acompañaba a su íntimo amigo el ganadero Jorge Ibáñez, yo no veía futuro halagüeño. Pero se impuso Filiberto con mano dura y el burraco rompió a embestir.

Con ese material y con aficionados de toda la región acompañando a los blanqueños, hoy se cumplió el vaticinio y quedó demostrado que el empresario Juan Reverte no andaba mal encaminado juntando a estos dos gallitos en un mismo cartel. Porque la plaza se llenó, a pesar de los malos agoreros.

Puerta reaparecía de la cornada y no se le resbaĺó un pie en toda la tarde. Ni con el bueno ni con el malo. Un quite con el capote a la espalda al primero puso la plaza a revientacalderas, para cuajar después excelentes series, mejor sobre la diestra. Muy asentado y afianzado, apretó hasta ser arrollado por luquecinas. Dos orejas.

Tragó lo indecible frente al complicadísimo tercero, en un intento en vano de obtener algo lucido. Desplegó sus recursos y su valor, pero este de Nazario tuvo mucha guasa de la mala. Oreja. Tres en total.

Cuatro se llevó Filiberto y, con ellas, el mano a mano se fue para Calasparra. Estuvo bien a secas con su primero, en una faena repetitiva y falta de repertorio, basada en -valga la redundancia- en el toreo más básico: derechazos y naturales. Cerró con manoletinas y media estocada agarradísima.

Lo más meritorio lo firmó en el cuarto, que tenía pelendengues, pero resultó agradecido. Y cuando le tapó el mundo logró series de gran emoción. Ahí se llevó la tarde el calasparreño.

Ahora hace falta otro valiente empresario, que vuelva a enfrentar a estos novilleros que están obligados a escribir bellas páginas para la tauromaquia murciana. Como la de esta tarde en Blanca. Gracias.

FICHA:

Blanca (Murcia). Domingo, 16 de agosto de 2015. Novillos (4) de Nazario Ibáñez, bien presentados y de juego interesante.

ANTONIO PUERTA (palo rosa y oro): Dos orejas y oreja.
FILIBERTO MARTINEZ (rojo y oro): Cuatro orejas.

Saludó en banderillas Antonio Cama (en el 1º). Puerta obligó a salir al ruedo a su mozo de espadas, Cándido Martínez Puertas, para brindarle su primera faena.

Los dos novilleros salieron a hombros. El mayoral les acompañó a pie.

La plaza se llenó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada