miércoles, 26 de agosto de 2015

El manipulador

El manipulador es atrevido, osado, lanzado. Tergiversa.

Corta, pega, recorta. Entrecomilla.

Adorna, decora a su antojo. Distorsiona.

Se cree su propia mandanga, sus propias "milongas".

Monta en cólera cuando no se cumplen sus pronósticos. Se le agría la leche. Y se crece.

Entonces se contradice. Va contra su mismísimo criterio (si alguna vez lo tuvo).

Y se hunde en un mar de contradicciones, perdiendo la credibilidad de la que pudo disfrutar algún día.

Va por tí, Maestro, manipulador. ¡No me mezcles más en tus líos! Y gracias por no citar (yo tampoco lo haré, al menos de momento).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada