domingo, 7 de junio de 2015

Rafaelillo se estrella ante un "miura" inválido

La antítesis de una miurada fue el toro que abrió ha abierto la última corrida de la feria de San Isidro 2015 con el que ha estrellado sus ilusiones Rafaelillo, que hoy estrena un terno fucsia y oro.

El de Zahariche debió ser devuelto a los corrales por su manifiesta invalidez, pero un presidente incompetente hizo caso omiso a las protestas de un público que acabó gritando eso de "¡Fue-ra-del-pal-co!" y tocándole con guasa palmas de tango.

Frente a ese material y en ese abroncado contexto la cuadrilla de Rafael le echó el toro encima cuando se disponía a pedir permiso para iniciar el trasteo. Y en los primeros pases de tanteo, el murciano flexionó la pierna, obligó minimamente al miureño, que perdió las manos, trasrabillándose y se desataron las protestas contenidas.

Faena breve, de mero trámite entre tanta decepción, mal rematada de pinchazo y media estocada muy delantera con escandaloso derrame.

Domingo 7 de junio de 2015. Última de San Isidro.
Toros de Miura, hasta el momento los tres primeros blandos, sin fondo ni clase.

Rafaelillo: Silencio con bronca al presidente.
Javier Castaño: Silencio.
Serafín Marín: Silencio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada