sábado, 27 de junio de 2015

Dos meses y un dia después, Puerta vuelve a torear

A los sesenta y dos dias de la cornada de Madrid, Antonio Puerta ha vuelto a torear. Aún no ha dejado atrás las sesiones de fisioterapia y rehabilitación, porque todavía le queda recorrido para encontrarse restablecido al cien por cien. La cornada, extensísima, y los daños colaterales todavía requieren atención.

Pero ponerse delante de un becerro -de la ganadería de Hernanos Navarre Gregorio- esta mañana en la plaza de toros de Cella, y de una erala fuertecita esta tarde, le va a servir de aliciente para todo ese sacrificio oculto que lleva.

Sobre todo, porque ha vuelto por la misma senda que resultó corneado, la de las plantas asentadas, la figura erguida y las muñecas de seda.

Mejor que las palabras y los ecos ilusionados y emocionados de su gente, que le ha acompañado hasta esta taurinísima población de Teruel, mejor, digo, lo explican estas imágenes captadas con un móvil pero que ofrecen una aproximación de lo que puede llegar a ser este torero. Ojo, a corto plazo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada