domingo, 3 de mayo de 2015

Crónica. Cieza. Ocho orejas y fiasco ganadero

Pésima entrada para ver una corrida que debía haber tenido tirón por las cuatro patas de la mesa.

Primero, porque se anunciaba un torero como Juan José Padilla, que goza del tirón mediático, tras haber sido capaz de superar una terrible cornada. Y además estaba de plena actualidad tras el volteretón de hace una semana en la Feria de Sevilla.

Segundo, por Uceda Leal. Torero que goza de un hueco en la mente de los buenos aficionados y que daba categoría al cartel.

Tercero, por Ureña. Por fin se repetía con justicia al triunfador en el coso ciezano de la temporada anterior, que además es de la tierra.

Cuarto, la ganadería de Nazario Ibáñez. También paisana, que tras los buenos resultados en novilladas, iba a hacer en Cieza una prueba para ver si definitivamente decidían volver a probar suerte en corridas de toros.

Pero fue un fiasco. Los toros yeclanos estuvieron bien presentados. Algunos bien hechos y otros incluso por encima de las expectativas de una plaza de tercera. Pero no llevaban nada dentro. Faltos de clase, unos por genio y otros por falta de raza, no sirvieron.
Les cortaron ocho orejas. Demasiado ruido para tan pocas nueces.

Padilla, dos al cuarto, que fue el único que atisbó un mínimo resquicio de calidad. Pero sólo eso, un mínimo. Voluntarioso y poco más, tras un pinchazo y un bajonazo en el sótano le dieron las dos y chimpún. Su primero, al que sí banderilleó ofreciendo espectáculo, salió al ruedo ya desfondado.

Uceda Leal puso la nota de clase de la tarde. Y aún así nada pudo redondear, sólo deseos, y buena compostura. Firmó las dos mejores estocadas de la tarde, las de mayor pureza.

A Ureña le agradecieron la voluntad con cuatro orejas. Su primero, correoso y vigoroso, parecía descontrolado hasta que el lorquino consiguió centrarlo, pero era tan brusco que era imposible el lucimiento.

También anduvo por encima del sexto, que ni era tan indómito, pero que tampoco era apto para el toreo largo y pleno. Su facilidad estoqueadora le permitió alzarse en triunfador de la corrida y poco más.


FICHA.
Cieza, sábado 2 de mayo de 2015.
Toros de Nazario Ibáñez.
Juan José Padilla, ovación y dos orejas.
Uceda Leal, oreja y oreja.
Paco Ureña, cuatro orejas.
Un tercio de entrada en tarde de calor sofocante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada