lunes, 6 de abril de 2015

Ocho antitaurinos pretendían desenjaular los toros de Arles

¿En qué cabeza cabe semejante barbaridad? Hay que ser muy inconsciente para pretender liberar a los toros mientras permanecían aún en el camión de transporte y aguardaban a ser desembarcados en los corrales.

Eso es lo que intentaron ayer mañana un grupo de anti-taurinos en Arles (Francia), cuya "fantástica" idea fue, por fortuna, abortada a tiempo por parte del banderillero Paquito Leal, un empleado de la plaza y dos policías, a pesar de los golpes y las agresiones que les propinaron los antitaurinos.

El "enchiqueramiento" de los "antis" se produjo de inmediato, ya que los ocho fueron detenidos y trasladados a la comisaría de Arles.

Se les ha denunciado y los cargos por los que se les puede imputar son la puesta en peligro de la vida de terceros y agresión en banda organizada.

Ustedes imaginen que hubieran conseguido si los toros de Montalvo -a los que deseaban liberar y que luego fueron lidiados con normalidad- irrumpieran por las calles de la ciudad arlesiana, atestadas de viandantes.

Estos "chicos" se han pasado cuatro pueblos en esta ocasión. Menos mal que se llegó a tiempo de evitar una tragedia.

Habrá que vigilar para evitar este tipo de atentados, y habrá que solicitar a la justicia que imponga mano dura frente a este tipo de ataques.

Los taurinos respetamos a quienes no les gustan los toros. Pero desde el otro bando está comenzando a actuar con este tipo de actitudes criminales. Sólo pido justicia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada