miércoles, 15 de abril de 2015

La primera Feria de Sevilla sin murcianos desde hacía 30 años

Feria de Sevilla, 19 de abril del 86,
con Curro, Ortega y Mendes.
¿Cuántos años hacía que comenzaba una Feria de Sevilla sin participación de matadores murcianos?

Habría que remontarse hasta la del año 1985, para encontrar el cartel de la anterior ocasión en que ningún espada murciano actuaba en tan prestigioso ciclo.

Desde la de 1986, en la que el cartagenero José Ortega Cano mataba la de Montalvo con Curro Romero y Victor Mendes aquel lejano 19 de abril, hasta el año 2014, con la presencia del lorquino Paco Ureña, siempre se cumplió la norma.

Durante muchas ferias la defendió Ortega Cano, quien en 1991 no estuvo anunciado pero sí actuó finalmente sustituyendo a Niño de la Capea, para estoquear junto al propio Curro y Espartaco la corrida de Juan Pedro Domecq, en la que el de Cartagena firmó la histórica faena al toro "Espanto".

Luego también estuvimos representados por Pepín Liria, quien además cosechó un extraordinario palmarés en cuanto a orejas cortadas en la Real Maestranza.

En los últimos años tomó el testigo otro valiente, Rafaelillo que encontró su sitio frente a la tradicional corrida de Miura, de la que se ha visto alejado en última instancia por la moda de hacer gestas ante este hierro.

En 2014 fue Ureña el último matador murciano de alternativa en actuar en el coso maestrante, a pesar de que Miguel Angel Moreno actuó en las novilladas del verano pasado y de que el próximo 4 de junio ya está acartelado el calasparreño Filiberto Martínez, que hará su presentación.

Por eso hoy es un día histórico en cuanto la ausencia reseñada después de 30 años con presencia murciana en la Feria de Sevilla.

Tendremos que conformarnos con los hombres de plata. Hoy en la primera de feria hace el paseillo un excelente tercero como Pascual Mellinas, que actua a las órdenes del mexicano Joselito Adame. Además lo hace tras superar una delicada y fortuita lesión de ligamentos.

Seguro que le hará una especial satisfacción. Igual que a nosotros. Al menos, moralmente estamos cubiertos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada