lunes, 16 de marzo de 2015

Pepín Liria y Angel Bernal, destacada presencia en el callejón de Fallas

Tarde de emociones fuertes. El Soro cumplía el sueño de volverse a ver vestido de luces en Valencia, tantas tardes capital del "sorismo". Mientras Ponce conmemoraba sus primeros 25 años de alternativa. Remataban el cartel Manzanares y la ganadería de Juan Pedro Domecq.

Ni Pepín Liria, amigo íntimo de Ponce y Manzanares; su apoderado, Angel Bernal, y el hijo de este no han querido perderse el gran acontecimiento.

Lo presenciaron desde un burladero de privilegio en el callejón, como merecen.

El periodista David Casas estuvo oportunísimo recogiendo una rueda de opiniones en la que el propio Pepin profesó su eterna admiración hacia los toreros; y Bernal "senior" recordó la época de esplendor de "El Soro" en sus tiempos mozos, que él conoció de primera mano.

Después, el de Cehegín, estaría atentísimo para tratar de evitar un percance, citando con la chaqueta desde detrás de la barrera, cuando el banderillero Luis Blázquez pasaba por un momento de apuro.

Y finalmente, en el sexto, Liria fue receptor del brindis, compartido con Ponce, de un emocionado y enlutado Manzanares.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada