martes, 10 de febrero de 2015

Ortega Cano "for president"

Genio y figura máxima del toreo, Ortega Cano, no deja de pensar en torero y por la Tauromaquia. Hoy, los medios de comunicación de toda España se han desayunado con una nueva carta que el cartagenero ha escrito de su puño y letra, para tratar de llamar la atención de nuestros dirigentes políticos en cuanto a las realidades de la mal denominada Fiesta Nacional.

José denota con sus actuaciones lo buena gente que es -aunque esté pagando pena de cárcel por el mayor error que pueda cometer un hombre- y la buena fe que estima tienen los maximos responsables de esta España mía, esta España nuestra.

Y les explica abiertamente los beneficios que reporta la Tauromaquia a la nación así como les clava una enorne puya por no prestarle el más mínimo apoyo, ni en pre-campaña electoral.

Si se presentara a presidente con este discurso, mercería que tod@s le votásemos. ¡OrtegaCano "for president"!

Aquí recojo algunos de los "trincherazos" del Maestro:

"Pido que estemos unidos incondicionalmente en una piña, y defendamos nuestros legítimos derechos. A los aficionados de toda España, Francia, Portugal, Méjico, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, les pido que se unan a nosotros en defensa de la Fiesta".

"En tiempos de elecciones, como el presente, en que tanto se valora el voto de los ciudadanos, los aficionados al toro, que llenan las ferias de San Isidro, Pamplona, Bilbao, Málaga, Zaragoza, entre otras muchas, reportamos una importante cartera de votos que deberá ser tenida en cuenta".

"De una vez por todas, luchemos por la defensa de muchos puestos de trabajo, que a poco nos los van reduciendo mientras nos quedamos todos callados con respetuosa prudencia. Algunas plazas de toros, como Barcelona y San Sebastián, ambas con una larga historia y tradición, están desapareciendo, y ya está bien de tanta prudencia, estamos obligados a defender lo nuestro y el pan de tantas familias trabajadoras".

"Si el toreo tuviera su origen en Estados Unidos sería defendido a ultranza. Desde la soledad de mi encierro, en una celda durante quince horas de las veinticuatro que tiene el día (...) me siento triste, por lo ridículo que resulta que con los ingresos que obtiene la Hacienda Pública de la Fiesta de los toros, un 21% de las taquillas en concepto de I.V.A., contribuciones a la seguridad social de los empleados, veterinarios, fábricas de piensos, material específico, etc., recibamos tan escasa atención".

No hay comentarios:

Publicar un comentario