domingo, 1 de febrero de 2015

Dos orejas de un novillo de vuelta para Belando en Ajalvir

Pablo Belando ha saldado con éxito su primera actuación de 2015. Entró en el cartel por sustitución de Juan del Moral, y ccortó las dos orejas de un novillo de López Gibaja que,  a tenor de las crónicas que más abajo recopilamos extractadas, ha resultado muy destacado. Este es el dossier de prensa.

Iñigo Crespo en Aplausos titula: "Cinco orejas con buena novillada de López Gibaja en Ajalvir", a la que también destaca en la ficha resumen como "bravos, encastados, de buen juego. El cuarto" -segundo del lote de Pablo Belando- "fue premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre."

De la actuación del novillero murciano dice que "Pablo Belando abrió plaza con un novillo sin clase ni fuerza, pero ante el extraordinario cuarto -un ejemplar bravo, con movilidad y clase- ejecutó una labor larga, de gran disposición y entrega. Lo mejor fue la muy buena estocada con la que finiquitó al burel. Fue premiado con el doble trofeo".

José Ignacio Miguel Arruego da su versión en www.mundotoro.com "Belando cortó las orejas del cuarto, que no se cansó de embestir. El murciano le dispuso una faena larga y de desigual acople bien rematada con la espada. El primero fue el más descompuesto y a su faena le faltó sosiego".

El portal www.cultoro.com se queda con que "Belando y Amor Rodríguez plantan cara al frío" para volcarse de lleno en la descripción de la notable labor de Belando en su arranque de una temporada decisiva: "El cuarto fue el novillo de la tarde, premiado con la vuelta al ruedo y en el que se explayó el murcianoPablo Belando toreando al natural. Selló muletazos por ese pitón encajado y gustándose ante un animal de embestida excelente y finalmente premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre".

Ficha:
01/02/2015 Ajalvir (Madrid). Novillos de López Gibaja.
Pablo Belando: Silencio y dos orejas
Borja Álvarez: Silencio y oreja
Amor Rodríguez: Silencio tras aviso y dos orejas.
Entrada: Un tercio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada