jueves, 25 de diciembre de 2014

Los aficionados también se esmeran en sus felicitaciones

¿Verdad Leticia Rico? ¿Verdad Manuel Corbalån?

Los dos han tenido el atrevimiento de torear de salón, ambos con el capote, para dibujar su mejor lance para felicitar las Navidades y el Año Nuevo.

Esta iniciativa, la deberíamos imitar los demás, pero eso es impensable. Porque no todo el mundo tiene la suerte de tener un capote o una muleta en su casa.

Aunque, bien pensado, también servirían trastos simbólicos: una manta, una toalla, una servilleta...

Olé el valor de estos valientes aficionados que no se cortan y muestran sus buenas intenciones toreras.

¡Que cunda el ejemplo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario