miércoles, 29 de octubre de 2014

Se fue el más grande... adiós al Maestro Manzanares

El wassap echaba humo. "Ha fallecido Manzanares padre" me escribía el "Míster" Vicente Carlos Campillo y me dejaba helado. De piedra. Fuera de juego.

En un primer momento pensé en el abuelo Pepe Manzanares, incluso. Hasta que caí de su reciente pérdida casi al mismo tiempo que Leandro, el abuelo de Enrique Ponce.

Y ahí ya se me agolparon los recuerdos. Recuerdos de gozo indescriptible al paladear el toreo que como lo interpretaba José María Dols Abellán.

Cuántas tardes memorables en mi retina. Tardes compartidas todas ellas con mi padre, sentados en el tendido de sol de La Condomina. Y en otras muchas plazas de nuestro rincón levantino.

Fíjense si han pasado los años y seguíamos hablando de Manzanares padre. Anoche mismo sin ir más lejos recordaba un faenón a un "núñez" de Nazario Ibáñez en Yecla (Murcia).

Y el sábado comentaba con Curro Molina y Chicote una foto suya del Maestro con mayúsculas abrazado a otro irrepetible como Camarón de la Isla. Este era mi texto: "Los de la foto, vaya pareja. Irrepetibles, geniales, dos monstruos. Cantaor de cantaores. Torero de toreros".

Como si estuviera en activo,  porque su tauromaquia está plenamente vigente en nuestra memoria colectiva.

Y no la olvidaremos. Mientras el cuerpo aguante...

Se fue aún joven, a sus 61 primaveras, uno de los toreros que más me han hecho sentir y emocionarme en una plaza de toros.

No le olvidaré jamás,  Maestro. Dios le tenga en su Gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario