viernes, 15 de agosto de 2014

Belando, a hombros; Suresteño, dos veces a la enfermería en Blanca

La foto final, con Pablo Belando y el mayoral de El Madroñiz a hombros, ofrece una imagen demasiado triunfal para lo que verdaderamente sucedió en el festejo.

Belando firmó los dos muletazos de más clase y rotundidad de la tarde al final de la anodina faena a su primero. Mató pésimamente y perdió la posibilidas de engrosar su marcador. Ante el que cerraba plaza, que no tuvo más que medias arrancadas se inventó una faena bien amparada por La Burra, que es algo así como el himno local. Mató esta vez de un buen espadazo y le concedieron dos generosas orejas. Lo del mayoral y la vuelta al ruedo al novillo fue una pasada (de frenada).

Suresteño quiere ser torero. Tiene hambre y ganas. Pero tiene una merma física que se lo impide. Hasta dos veces cayó herido, por una maldita luxación de hombro, que ya le aparece hasta en el que tenía sano. Una pena. Porque se echó la muleta a la izquierda en los medios para abrir a lo grande su primera faena. Aunque luego se diluyó en toreo más rácano. Tuvo el detalle de salir a por todas en su segundo. Pero la dolorosa escena se volvió a repetir. Y Belando acabó pasaportando también el lote de Suresteño.

Fernández de la Torre tuvo mala suerte con su novillo.  Pero con su bagaje -siendo uno de los gallitos de la Escuela de Murcia- no se puede permitir mostrarse tan desafinado y sobre todo dejarse voltear de esa manera tan despistada por estar más pendiente de las palmas que del novillo. Pese a todo puso enormes deseos de agradar.

Los sobresalientes tuvieron su oportunidad. El ciezano Samuel Rodríguez lo intentó por verónicas en el cuarto. Y el cartagenero José Soler estuvo muy torpe en la elección de su quite, que quedó en conato de tafalleras, ante el difícil eral corrido en tercer lugar.

Me duelen todas estas palabras, pero es lo que siento.

Viernes 15 de agosto. Blanca (Murcia). Casi lleno.
Novillos de El Madroñiz, bonitos, manejables y sin excesiva clase; y un eral de la misma ganadería,  redondo como una pelota, un tacazo, que se metió por dentro.
José Manuel Sánchez "Suresteño" (sustituto de Juan Gabriel): Se le salió el hombro izquierdo al intentar estoquear a los dos de su lote. Regresó a la plaza y due despedido con una ovación.
Pablo Belando: Palmas tras aviso y dos orejas.
Fernández de la Torre: Oreja tras aviso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada