lunes, 12 de mayo de 2014

¿A quién molesta el nombre de Antonio Puerta?

Triunfal Antonio Puerta en La Condomina.
Ferias de Septiembre 2010, 2011 y 2012.
¿Qué ha hecho mal Antonio Puerta para que su nombre no "cuente" entre el de los novilleros con más futuro de la actualidad?

Acaso ¿ser el máximo triunfador de la única novillada en la que ha hecho el paseíllo en el arranque de esta temporada?

Hoy se cumple un mes desde su gran actuación en Tobarra (Albacete), donde, aparte de cortar el doble de orejas que el que más, ofreció una memorable tarde de toros.

De esas que, si existiera justicia taurina, debería haberle servido para estar acartelado por derecho propio en el primer hueco que pudiera abrirse en Las Ventas de Madrid.

De esas que, si existiera justicia taurina, pondría su nombre en cualquier festejo que se celebrara en la Región de Murcia.

Además, Puerta ha demostrado reiteradas veces su capacidad para triunfar en la plaza de La Condomina, donde ha sido máximo triunfador como novillero con picadores con el traje rosa palo (2010), con el rojo (2011) y con el azul que le regaló el mismísimo Pepín Liria (2012).

Triunfó también dos años consecutivos en el Festival del Cáncer y ahora... Ahora le tocó la hora del ostracismo. Quizás cuando más cuajo ha logrado, quizás cuando más ha afinado sus cualidades toreras, quizás cuando más falta le hace...

Que nadie olvide el serio toque de atención que dio este torero hace exactamente un mes en un coso de La Mancha de cuyo nombre sí quiero acordarme... durante mucho tiempo.

¿Cuándo tiene definida su próxima actuación? El lejano mes de agosto, en Cella (Teruel) donde su toreo ha echado raíces. Y -vaya por Dios- donde ha sido también máximo triunfador en las dos últimas temporadas.

Si verdaderamente hubiera una afición que respaldase la Fiesta de Toros, el Día de la Región se daría un mano a mano entre Puerta y Filiberto Martínez en cualquier plaza. O intercalándolos con cualquier otro novillero murciano.

Pero como no la hay...

No hay comentarios:

Publicar un comentario