viernes, 18 de abril de 2014

Pablo Belando encuentra al hombre... indicado

Pablo Belando. Foto: Manolo Guillén
Esta semana nos ha deparado una buena noticia. Alguien se ha fijado en alguien.

Un hombre de bien, con conocimiento de lo difícil que está la causa, ha sido capaz de dar el paso al frente.

Se llama Antonio Soler, es de Villanueva del Segura, tiene cierta experiencia en la organización de espectáculos taurinos, y es un gran aficionado.

Tan aficionado es como para haber construido en su vivienda una coqueta placita de toros, aunque sea cuadrada. Allí celebra algunos eventos y su íntimo amigo Rafaelillo mata algún toro como entrenamiento...

Soler ha estrechado su mano con la del novillero murciano Pablo Belando. Un Belando que, a pesar de haber quemado algún cartucho importante, como presentarse sin suerte en Las Ventas, sigue siendo un nombre interesante en el escalafón novilleril.

A Belando no se le ha escapado el tren. Belando no ha desaprovechado ninguna oportunidad. Es un torero muy apañado, que interpreta con buen gusto, que lleva varios años como profesional, que ha sufrido la desilusión de vivir en el banquillo alguna temporada, y que ha despertado del letargo con motivaciones renovadas.

Belando tiene cualidades sobradas para funcionar en esto. Porque tiene en su muleta el secreto de enganchar por delante a los novillos, de componer con personal trazo, del ritmo, del regusto.

Ahora ya tiene al hombre que le puede abrir las puertas de un rodaje de calidad, con la mirada puesta en las plazas de importancia. En esas donde debe remachar, donde debe decir quién quiere ser en el toreo. La apuesta tiene su riesgo. Nadie dijo que fuera fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada