sábado, 26 de abril de 2014

Adiós al célebre historiador Carlos Saavedra López-Chicheri

Carlos Saavedra con su nieta Verónica, hace años.
Hace una semana que me enteré, como muchos, de la triste noticia del fallecimiento del historiador y crítico taurino murciano Carlos Saavedra López-Chicheri.

Fue en Cieza, con motivo de la ya histórica "victorinada" en la que Paco Ureña indultó a "Estudioso", cuando antes del paseíllo se anunció por megafonía que se guardaría un obligado minuto de silencio en su memoria.

Había fallecido apenas un par de días antes, el jueves 17 de los corrientes, en su finca de Valladolises, donde se había recluido tras su retirada de los "ruedos".

Tuve la fortuna de tratarlo, sobre todo a raíz de mi ingreso en la Escuela Taurina de Murcia. Él iba mucho por la plaza, a vernos entrenar, a charlar con la "gente" del toro en La Condomina, a cambiar impresiones con su amigo Antonio Sánchez "Niño de Caravaca".

Saavedra había mamado la Fiesta Brava desde su niñez. Era nieto y sobrino por la vía materna de los dueños de la ganadería de López-Chicheri.

Y se había preocupado de bucear en la Historia de la Tauromaquia. Se notaba que le apasionaba conocer lo que había sucedido antes de su tiempo, de las curiosidades, de las anécdotas y cómo no de los datos de mayor interés.

Carlos Saavedra era una auténtica "computadora". Un prodigio. No sólo por lo que se había ilustrado en la materia, sino porque tenía la virtud de "sacar" el dato en el sitio y el momento idóneo, plasmando su sabiduría sin pedantería.

Fundó y presidió la Peña El Toro, de Murcia. Mantuvo una gran amistado con un torerazo histórico de nuestra Región de Murcia, Pedro Barrera Elbal. E incluso llegó a escribir la biografía del caravaqueño, pero jamás verá la luz.

Deja un auténtico legado taurino. Su extensa e interesantísima biblioteca, con datos y libros, algunos heredados de sus mayores, encierran el secreto de varios siglos de antigüedad de la Tauromaquia. También coleccionaba carteles, pinturas,...

Siempre me dirigí hacia él con el "don Carlos" por delante. Y siempre me decía lo mismo, llámame Carlos a secas.

Desde aquí mi profundo respeto hacia su memoria, y mi abrazo para toda su familia.

Hasta siempre, don Carlos.

Postdata: El próximo miércoles 7 de mayo a las 19:30 horas se le celebrará una misa en la Iglesia de San Nicolás, de Murcia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario