miércoles, 18 de septiembre de 2013

Ni lleno ni puerta grande con Romería - CRONICA MARTES 17

El Fandi haciendo el molinillo. Foto: Manolo Guillén
La tercera y última corrida de toros de la Feria de Murcia 2013 se saldó con corte de tres orejas, una por coleta.

No se llenó ni la mitad del aforo de La Condomina, ni se abrió la puerta grande, ni la corrida de Benjumea cumplió las expectativas generadas por un remiendo en 2012.

El Fandi se mostró reiterativo en sus dos faenas, aprovechando todos los recursos populistas -como el de la imagen, abrazándose al toro y escondiéndose en la tabla del costillar- para dar fiesta a un lote mediano.

Alejandro Talavante realizó una faena interesante ante su primero, pero lo pinchó y perdió con la espada el trofeo con el que luego, en el sexto, se le resarció.

Miguel Ángel Perera sin toros para realizar su toreo largo y de mano baja. A su primero le quitó una oreja, y con el inválido quinto poco pudo hacer.

Terminó la feria, en cuanto a corridas se refiere, con abulia, tristeza y desilusión.

¡Lo que ha sido la Feria de Murcia y para lo que se ha quedado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario