domingo, 30 de junio de 2013

¿Es feo el cartel de María Franco?

No es la primera vez que se ha abierto el debate en cuanto a la fealdad de los carteles anunciadores de la Feria de Murcia.

El cartel realizado por María Franco para la Feria 2013 ha vuelto a despertar la polémica.

Una polémica que, por otro lado, no tiene ningún sentido de la coherencia. Sobre todo teniendo en cuenta que se ha corregido la tendencia de mediados de los años noventa a publicitar la feria con aquellos horrendos y mustios ocres, que se elegían mediante concurso.
En los últimos años el empresario Ángel Bernal ha optado por encargarlos "a medida". Y algunas veces el "encargo" le ha salido rana... Arriba tienen la muestra de los "regalitos" realizados por Alberto Sevilla o el mismísimo Pepe Lucas.

El del 125º Aniversario fue realmente bello, monumental, extraordinario, realizado por Muher.

La verónica en acuarela de Pedro Serna en 2011 era sencillamente genial.

La figura de Pepín Liria bajo el prisma de Humberto Parra en el 2008 de su despedida me pareció reveladora e impactante.

Este 2013 las calles de Murcia se llenarán del cromatismo personal de María Franco. Su obra, realizada utilizando los dedos como pinceles, rezuma torería a pesar de su llamativa originalidad.

La mano izquierda y la faz del torero son de un color anaranjado y estridente. Pero el capote de paseo está perfectamente liado sobre el brazo izquierdo, bien sujeto y cuadrado.

La montera tiene movimiento, asimetría, y colores poco convencionales como el fucsia, verde, violeta, rojo y otra vez el naranja.

El capote de paseo, que combina flores de colores "bordadas" sobre una hipotética "seda" turquesa, ocupa más superficie incluso que el traje de luces, blanco y oro.

El fondo es rojizo. Rojo sangre, rojo Murcia,... Un rojo que incluso mancha el antebrazo derecho de la figura, como si se hubiera arrimado incluso antes de finalizar el paseíllo.

¡Será que viene con ganas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada