lunes, 1 de abril de 2013

Me comí muchas Monas de Pascua en La Condomina

Aunque en Cartagena los niños de mi clase iban todos a comerse la tradicional Mona de Pascua al "Monte Verde" (conocido oficialmente como Cabezo Berizo), donde más monas comí fue en los toros.

Y más concretamente sentado junto a mi padre en el tendido de sol de "mi" plaza de La Condomina.

Es cierto que el tradicional día para degustarla es el Lunes de Pascua, pero las monas que compraba mi madre en la Panadería de los Matencio, en "mi" Barriada de José María de Lapuerta, casi nunca llegaban al lunes.

Mi padre y yo nos las llevábamos a Murcia, para dar cuenta de ellas en el obligado descanso para la merienda que se sigue respetando a rajatabla en la plaza que ahora acaba de cumplir 125 años de vida.

La merienda se respetó, aunque tendrá que esperar a septiembre, con las Fiestas de la Virgen de la Fuensanta, porque la Miniferia Taurina de Primavera en Murcia pasó a mejor vida.

La vida donde anidan los recuerdos, esos que se mantienen imborrables y llenos de emoción. Esos mismos que nos transportan el espíritu hasta los tendidos calientes de La Condomina cuando paladeamos manjares tan sencillos y exquisitos como pueda ser una simple Mona de Pascua.

No hay comentarios:

Publicar un comentario